Páginas vistas en total

viernes, 8 de febrero de 2013

Chicas de instituto

Comprender a Angela Merkel y leer EL HONORABLE COLEGIAL, todo es uno. En la novela de LECARRÉ se refleja una época de jóvenes antisistema de izquierda o apolíticos viviendo en comunas urbanas de Alemania e intentando cambiar el mundo, siempre a mejor, desde su aportación y visión de las cosas cuando en la guerra fría no había otra.

Angela Merkel fue una de esas chicas un tiempo, luego cambió. La gente cambia, algunos dicen la gente madura.A pensar de mi avanzada edad aún me gusta hacer el amor, incluso a veces, cuando tengo el día tonto, me alquilo una película pornográfica en un Sexshop, que es algo que me da mucha confianza, pues es un negocio legal y no te vas a llevar sorpresas.

Para practicar el inglés me cogí una de esas que tienen argumento sobre chicas punkies de los barrios bajos de Londres, lo que pasa es que no eran actrices: eran chicas punkis de los barrios bajos de Londres, directamente.

Cómo el inconsciente es un servomecanismo vino a mi mente poderosa una conversación que escuché en un bar hace años a unas chicas de instituto, unas crías, que, en su ingenuidad, pensaban que la política era producida por los grupos musicales y las tribus hermanas. Así en sus lindas cabecitas  pensaban que la gente es de izquierdas por ser rocabilli, es nacionalista por ser heavy, es pacifista por ser hippie, pasa de todo por ser hindie y es antisistema por ser punki.

Ahora pienso que tenían razón.

"No soy de nadie, no tengo dueño" cantaba Alasca, y estuvo casada veinte años...Cada uno tiene una idea de lo que es ser libre o de vivir con alguien que te deja serlo o de huir de esa persona, todo son opciones personales en un ejercicio de libertad. La mente, a través del ego, argumenta y justifica y se autoconvence, expone su visión propia de la realidad que está mediatizada por múltiples factores, no piensas lo mismo de nadie después de conocerle. Ya hablé una vez de que todas las relaciones que se establecen en este mundo son imaginarias, puesto que la imagen que tú te has hecho de una persona se comunica con la imagen que una persona tiene de ti...Prejuicios son siempre inevitables pues no puedes ser una enciclopedia andante con un nivel amoroso descomunal, de todas formas es triste que en la ignorancia se viva mejor y más feliz, el conocimiento es una fuente de dolor y de responsabilidad, el que sabe que sabe sabe que tiene que enseñar lo que sabe al que no sabe, y todos somos maestros los unos de los otros pero en una filosofía buenista porque no es lo mismo dar ejemplo de lo que se debe hacer que darlo de lo que no debe hacer. Figuras públicas que representan a su país por sus cargos políticos tienen mayor responsabilidad que aquellas que desempeñan una función menor, es por ello que la clase política sabe ya que deben dar ejemplo, las élites no deben dar ejemplo de chavacanería para congraciarse con el pueblo y ganar su aplauso, leí algo sobre ésto alguna vez, creo que la frase es de Gracián, es decir, la frase original y no cómo yo la recuerdo.

Es decir, un político acorralado por las insidias del pueblo furibundo no les puede decir a los ofendidos "Limpiad vuestra propia mierda, que tenéis mucha" aunque tenga razón--estoy hablando de un caso hipotético--porque es una figura que representa al país y no sólo a sí misma. No es lo mismo que yo le robe a hacienda a que el ministro de hacienda le robe a hacienda, no es lo mismo que yo trabaje de cajero y pispe unos céntimos--que aunque esté mal sólo me represento a mi mismo--que una persona que representa a España, robe a España. Pero ésto lo saben de sobra los jueces, yo sólo trato de enseñar algo a los cuatro gatos que me siguen.

Pero lo que sí que está mal es robar, no es lo mismo hacerlo para poder comer que hacerlo para marcharte de viaje a las Islas Cies. Ésto lo saben también los jueces.

Lo que me preocupa del futuro--nadie se va ir a la carcel por robar un pollo--es que si te puede caer una gorda sólo por robar una Vespa o por darte a la fuga en un control de alcoholemia, la gente opte directamente por convertirse en un delincuente, lo que produciría una selección natural evidente si volvemos a un sistema en la que no todos tengan las mismas oportunidades y que sería justo sólo porque tendríamos todos los mismos derechos, es difícil de explicar. Otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario