Páginas vistas en total

viernes, 22 de marzo de 2013

CÓRDOBA, LEJANA Y SOLA



Hy un recuerdo de mi infancia que me dejó marcado. Nos dirigíamos hacia Málaga mi familia y yo, conducieno mis padres por turnos, nosotros los niños detrás, sin cinto ni nada porque no existían en aquella época, a 200 por hora porque se podía ir en autopista a 190 y no había rádares...(No teníamos móviles, no existían. Si había un accidente había cabinas de auxilio en la carretera que se llamaban punto SOS)

Mi padre nunca bebía si tenía conducir y mi madre nunca ha bebido, pero te podías tomar un coñak en un bar de carreteras y nadie te decía nada. Para ser justo tengo que decir que en aquellos tiempos había 5000 muertos en la carretera por año, no me invento nada. Las estadísticas están ahí.

No existía el GPS y teníamos que mirar mapas de carretera. Cuando le tocó conducir a mi madre nos perdimos en Córdoba, se nos hizo de noche por las secundarias y nos quedamos en Córdoba a pasar la noche. Después de dejar las cosas en el hotel salimos a visitar Córdoba...

NOS PARECIÓ ESTAR EN EL PAÍS DE LAS MIL Y UNA NOCHES

Córdoba era cómo un cuento. Es uno de los mejores recuerdos de mi vida...Era feliz sin probar el alcohol...(también tenía 12 años)

Luego ya de más mayor conocí Granada que también es muy mágica y Sevilla...Pero Córdoba...Fue genial...

Ahora medio feliz también, pero feliz si me tomo unos vinos de Castilla la Mancha

No hay comentarios:

Publicar un comentario