Páginas vistas en total

sábado, 1 de junio de 2013

Bienmesabe y el Milpe amigos a muerte en Torremolinos

Bienmesba y el Milpe amigos a muerte en Torremolinos

Bienmesabe era un chico muy bueno, no sacó el bachilerato pero tenía un puesto de auxiliar en la administración, de auxiliar de justicia.

Bienmesabe había pasado los últimos cinco años con la misma novia que era algo así cómo la segunda y descansaba de ella y ella de él en vacaciones, pero sabíamos que se querían.

Bienmesabe se reunían en el parque de los chopos con sus amigos, Milpe y Karras, que eran de una familia muy buena, así cómo del Norte.

Bienmesabe era de Madrid pero nació en otro sitio, cómo lo que importaba es que ya era de Madrid, pues era de Madrid...¡Típico de Madrid!

Al Milpe le llamaban el Milpe porque su padre le daba mil pesetas todos los días para gastárselas en vacaciones, estábamos al inicio de los 90.

Karras era un chico del pueblo, de Torremolinos, y trabajaba de albañil y no se le caían los anillos, para empezar porque no tenía ninguno, ni quería tenerlos, y de hecho no se casó en su vida que es lo mismo que decir nunca pero de otra manera.

Bienmesabe era un puto ñoñazo:

--¡Qué bienmesabe este cigarro que me he comprado con mi dinero!--decía siempre.

Y otras veces la cosa era:

--¡Qué bienmesabe esta cerveza que me he pagado con mi dinero!

A veces había variación:

--¡Este cubata que me estoy bebiendo, pagado con mi dinero, qué bien me sabe...!

Por eso le llamaban Bienmesabe. Estaba trabajando en un puesto auxiliar y tenía su propio dinero, su propio dinero y 24 años. Karras tenía 25 y su padre le daba dinero en verano porque en verano Karras no trabajaba y el Milpe no trabajaba ni primavera ni en verano ni en otoño...

A Bienmesabe le tocaba los huevos la gente que tenía dinero sin trabajar y lo mejor era que Karras trabajaba, pero a ratos, y el Milpe pensaba que él para trabajar no había nacido pero no entendía muy bien para qué había nacido, imaginaba que habría de llegar un lejano día en el que tuviera que ganarse la vida por su cuenta, de momento era un Milpe más.

La Jaka era la reina de la pandilla, la llamaban La Jaka porque pasaba por el puerto caminito de Jerez.

La Jaka era de tarjeta, su tarjeta estaba asociada a la cuenta de su padre y podía sacar todo el dinero que ella quisiera hasta un máximo en un día, su padre era millonario...La chica era un poco puxa, pero cómo lo era con todos, nadie se lo llamaba. Esas cosas del machismo andaluz, la que es puxa es la que se acuesta con todos menos contigo porque si se acuesta con todos los de la panda, es una tía de puxa madre, pero cómo se deje algún rabo sin repasar es una gran puxa (Escribo desde España)

La Jaka era nuestra amiga a medias pero por turnos porque la generación educada en el tardofranquismo es una generación con valores morales, a mi me llamaban el potas porque no me sentaba bien beber...Pero la Jaka me quería mucho porque yo era más de beber que de hacer sexo y algunos días la llamaba sólo para hablar...La Jaka siempre me decía:

--¿De dónde sacas tú tanto dinero?

Cuando acabaron las vacaciones le confesé que se lo robaba a mi padre y que a mi padre no le importaba y se hacía el tonto, 20 años más tarde mi padre me dijo que ese verano estuvo a punto de divorciarse dos veces porque creía que su mujer le engañaba. No entendí nada de lo que quiso decir.

La Jaca, caminito de Jerez, le gustaba el vino de castilla la mancha...porque tenía más dinero, nosotros éramos más de litronas en el parque, porque éramos una generación con valores morales y no hacíamos botellón en aquella época, el botellón no existía...¡Se bebía en los bares porque había dinero y una copa costaba 250 pesetas! El botellón no era tal, lo más parecido era beber litros de cerveza en un parque y eso sólo lo hacían los delincuentes o podías hacerlo en verano, en la costa y de vacaciones...pero ya era un exceso descomunal y la policía te pedía los carnets (y se los dabas) y si estabas limpio, en un sentido penal, te dejaban seguir bebiendo y si no tenías que irte con ellos a un sitio.

Más de dos litros de cerveza a mi me mataban, por eso me llamaban el potas...al final aprendí a beber, a tomar vino de castilla la mancha, de comida, merienda y cena y  por la noche para alternar...Ahora, que estoy mayor, sólo tomo dos vinos al día y a lo mejor tres los fines de semana, pero comiendo y alternando siempre y en locales cerrados donde no se cobre una entrada por la exhibición de esta película a ningún tipo de público.

--¡ Un vino de castilla la mancha es mucho mejor que el sexo!--me decía La Jaka hábilmente para que la dejara en paz, por eso a veces me lo hacía sólo con la boca...¡Porque tenéis que saber, hijitos, que el sexo  con la boca no es foxar!
Los vinos de castilla la mancha como otros vinos hacen que a la gente se le salte la lengua y hable de cuestiones que normalmente no habla. In Vino Veritas.

Es importante educar a la juventud en valores morales. Bienmesabe fue mi gran maestro, él me enseño que cuando uno tiene su propio dinero, uno disfruta más: no es un mantenido, no es un parásito, no es un niño de mamá...Todos amábamos y respetábamos a Bienmesabe...Karras, La Jaka y yo no trabajábamos y estudiar se estudiaba lo justo...pero después del verano con Bienmesabe todos hicimos por labrarnos nuestro propio futuro...¡Gracias, Bienmesabe!




EPÍLOGO

EN LA ACTUALIDAD BIENMESABE ESTÁ CASADO Y TIENE DOS HIJOS, TUVO UN NEGOCIO FAMILIAR Y UN PERRO Y A SU ABUELA EN UN ASILO, KARRAS HIZO EL GRADUADO SOCIAL E INVIRTIÓ EN LA CONSTRUCCIÓN, EN LA ACTUALIDAD VIVE ARRUINADO EN UNA TIENDA DE CAMPAÑA Y TRABAJA PARA UN CONOCIDO CYBERDELINCUENTE, LA JAKA SE DEDICÓ A EJERCER LA ABOGACÍA Y LA PROSTITUCIÓN SALIENDO EN LAS NOTICIAS Y EN LA ACTUALIDAD VIVE EN UN Apartamento en Benidorm ya que depués de buscar encontro una oferta de apartamentos en benidom CON UNA BECA DE LA UNIVERSIDAD DE FARMACIA, EL POTAS DEJÓ LOS ESTUDIOS Y EL ALCOHOL Y ES UN ACTIVO MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN ARBA DE ALCOHOLICOS REHABILITADOS BALLADOLID DONDE ES UN EJEMPLO PARA TODA LA SOCIEDAD DE LO QUE NO HAY QUE HACER NUNCA EN LA VIDA. SE DEDICA A IMPARTIR CONFERENCIAS CUANDO LA SALUD SE LO PERMITE. SU MUJER ES PUXA.

¿Os ha gustado el cuento, niños? ¡Pues mañana, más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario