Páginas vistas en total

domingo, 22 de marzo de 2015

VIAJE ASTRAL

VIAJE ASTRAL, LA HISTORIA(EL RELATO)

Te sucedía en los años 90, tu primer viaje astral. La pequeña esquina y después de la pequeña esquina aquel lugar que subía hacia el monte, aquel lugar que subía hacia el monte y que estaba dejado... en un lado estaban los columpios y los columpios nunca estaban ocupados por niños que quisieran columpiarse en ellos ...los columpios eran un lugar en el que acudir a fumar porros y fumar porros... a que el césped que se tornara amarillo por el calor y fuera en el que pasábamos horas enteras sentados en el césped que se volvió amarillo por el calor al lado de los columpios que estaban des pintados y que tenían un azul cielo despintado también y que eran así porque no podía ser de otra manera y entonces ahí en el césped amarillo veíamos las casas blancas y yo hablaba con los David con los dos David hablaba mirando las casas blancas y en las casas blancas a veces se escuchaba a alguno tocar un violín... yo pensaba que ese violín lo tocaba una mujer que yo amaba y que me conocía y que ella estaba en esa casa blanca tocando el violín para que los dos David queeran y yo pudiéramos escucharlo y así estábamos oyendo sonar el violín entre las casas blancas y luego quizás de madrugada he escuchado a tocar el teclado sintético, el teclado de sintetizador en las casas blancas también y aveces había una fiesta y la fiesta de la buena fiesta,y la fiestera bonita en la fiesta y la fiesta era en las casas blancas y en el quinto piso una vez te dejaron la puerta abierta y la gente subía y decía os habéis dejado la puerta abierta del quinto piso y en el quinto piso estaba la puerta abierta y se veía que vivía gente y que se habían dejado la puerta abierta y sin embargo cuando subías las escaleras pensabas las casas están habitadas por gente que vive en ellas y hasta entonces no habías pensado en eso hasta entonces miradas las casas blancas y las miradas como si fueran edificio sin vida y luego un día cuando alguien se dejó la puerta abierta te diste cuenta que las casas blancas vivían personas y las personas estaban dentro de las habitaciones y en las habitaciones habria por lo menos una persona y esa persona tocaba el violín o el sintetizador y podrías conocer la opo que hacias en días o no conocerla pero esa persona estaba allí tocando el violín o el sintetizador y no lo hacía por ti...lo hacía porque quería expresar su talento musical y muchas veces de subir en el ascensor  te paraste en el segundo piso a escuchar a la gente porque de repente descubriste que las clases viven en personas y eso te va a Villada y como es útil para Villada muchas veces tuviste en el ascensor al segundo piso y te quedabas escuchando detrás de las puertas y te dabas cuenta de que muchas veces en el segundo piso se hacían fiestas y tú pensabas quién podría ser esa persona que hace fiestas en el segundo piso y también invitar gente a sus fiestas pues no solamente hace fiestas sino que invita gente a sus fiestas y tú pensabas quién será esa persona del segundo piso y te imaginabas que lo mejor podrías conocerla y eso cambió tu vida pensar que la gente vivía en el segundo piso no solamente en el quinto y que la gente vivía en las casas blancas que tu mirada sin pensar en esas casas blancas liberaba personas y las personas era cierto que vivían en esas casas blancas y a ti te gustaba sentarte mucho tiempo y mucho tiempo te gustaba sentarte de los colores amarillos los céspedes de los colores amarillos que te gustaban y desde los que tú mirabas las casas blancas y aunque parezca mentira todo aquello te hacía feliz y era una estupidez fenomenal solamente porque hacía buen tiempo sentarte horas y horas y horas en el césped en los columpios despintados y en los que nunca había niños porque siempre estaba lleno de gente como tú que se sentaban los céspedes al fumar de los porros a beber whisky y a fumar porros y a beber whisky en los céspedes amarillos desteñidos por el calor al lado de los columpios desteñidos por el calor que antes eran azules y que parecían azules también pero sólo dependiendo de la cantidad de alcohol y drogas que hubieras consumido y allí con tus amigos con los dos David miradas al sol miraba la luna miradas las estrellas y miradas las casas blancas y pasaba el tiempo y pasaba el tiempo y pasaba el tiempo y tú te perdías en ese camino y ese camino daba el monte y el monte estaba cerrado por una valla verde y una vez abriste la valla verde y le Choristes el camino hacia el monte y viste que el monte estaba todo lleno de casas en construcción..  el monte estaba todo lleno de casas en construcción y tú paseabas hacevtiempi en las casas en construcción delgado y borracho paseabas hace tiempito en las casas en construcción Don Gato y borracho a base de hadas y así era tu vida y va a ser así... era tu vida simplemente estar en Los Céspedes amarillos, amarillo amarillo...

Entonces todo cambió, algo sucedía en el viraje de tu cuerpo...tu caminar se hizo más lento y más pesado, tenías estilo propio desplazándote y hablando y entonces escribiste tu poemario Límite Invisible en una semana o menos, tenías estilo, garra y fuerza...tenías apegos y te gustaban las drogas y alcoholizarte y no habías sentido que todo era distante y sobre todo que no era para ti lo creado sino que eras uno más, tampocoera eso, días sin comer y no lamentarlo, días en los que hacías una especie de expiació pero no sabías de qué y en los céspedes amarillos y amarillos con tu corazón caliente tu vida de perro solitario lleno de imaginación y de nubes y de estrellas te llegó muy hondo hasta que pudiste escapar y por un hueco de tu cabeza saliste a ver las aves y a volar y así estuviste flotando por el suelo viendo tu cuerpo y tus piernas y luego te vistemuy pequeño porque ascendías y subiste hasta el sol y ahí te quedaste y dormiste tranquilo cómo a la orilla de un río, era en aquellos días de las casas blancas y las drogas y no sabes cómo lo hiciste pero saliste por un huequito de tu cabeza y te viste muy peuqeño luego pero primero viste tus piernas y recorriste el cesped a ras del suelo y luego cómo si despegaras ascendiste.

Tu lo sabías eran las señales para que no pasaras por el mismo lugar dos vcces, tenías bloqueada tu luz y tus palabras perdían desde la antiguedad credibilidad, pero tu contabas esas cosas raras de la vida que te pasaban y era un aviso de que eras una persona muy alterada también aterradora con base a la ley de la causa, era hablar de lo mismo. Sabías que la ironía de tu vida era eso, poca libertad personal pero luego puedes viajar en la mente en la mente y en la verdad y en la imaginación, que era aquello que no sabías y tú eres un sector de la humanidad que entraba en caos, muy lamentable. Pero todo ello era impersonal, imperdonable y terrible, tu propia contienda hacía que salieras de ti mismo, la decisión de salir de ti era totalmente inevitable y era así, así de simple. Una gran confrontación contigo mismo que hacía que salieras de tu cuerpo y vieras el cielo y la luna y las estrellas y todo era inmarsecible pero tenía una explicación más o menos lógica, tu psiquis estaba cambiando y podrías estar observándolo y tus patrones cerebrales generaban conflicto y tal vez haya estadísticas reales no lamentables sobre los DESDOBLADORES ASTRALES o viajeros del astral, que son voluntarios y viajan a voluntad...¡Podrías haber muerto, piensas! Pero hazte entender, lo viviste cómo un mensaje para el mundo con fuerza descomunal de esa situación para hacer vivir esa experiencia a los DESDOBLADORES ASTRALES DEL FUTURO o la gente que puede viajar en el astral a voluntad y que en el futuro lo harán a voluntad, lo tuyo era una situación gravísima pero te llevó a viajar en la mente y entre dimensiones, muy cercano a la tierra pero viajando por los ambientes todos de la pleamar y la bajamar hinchado e inflmado y siendo una erupción de vida premonitoria que estadísticamente cumplía un ciclo y quizás tú cada veinte años sales de tu cuerpo y no lo sabes, situaciones que son así y situaciones que se dan así, no puedes negarlo y te afecte o no al menos compártelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario