Páginas vistas en total

miércoles, 1 de julio de 2015

LA LLEGADA DEL COMETA

Más o menos sobreviviendo cómo puedo dijo, luego nos dejó a todos, todavía funcionaba su vehículo a motor, no sabíamos de dónde podía sacar la gasolina. Los demás entonces aprendimos a montar en mulos que eran más seguros que los caballos y más fuertes, algunos vegetales no aprendimos a plantarlos nunca y luego estaba la gente que no quería comer animales ni nada que tuviera madre y se alimentaban de frutas y verduras, eran ellos, supongo, los más elevados.
Entonces no sabíamos cuánta gente quedaba viva en el mundo, no funcionaba la Internet y sólo mediante rudimentarios teléfonos satelitales podríamos comunicarnos, eran unos teléfonos satelitales de los años 80 pero funcionaban, habíamos dividido en cuadras, cómo llamábamos nosotros, toda la parcela cultivable, viviríamos unas diez mil personas o sobrevivíamos cómo podíamos, los más ancianos y los niños eran los más vulnerables, los primeros en morirse.
El asteroide dejó el cielo gris plomizo y cómo de un humo coloreado saliendo, no sabíamos bien si había sido un asteroide o una gigantesca explosión de algún tipo de arma, al parecer el mundo estaba en guerra..¡Nosotros no los sabíamos!
El problema es que la gente se aislaba, se refugiaba en sus cubículos, una especie de habitaciones creadas, y no querían salir de ahí más que a la hora de comer, eran personas que habían perdido a familia y a amigos y que no querían saber nada del nuevo mundo que se estaba creando, sentíamos que se iban de nuevo a repoblar las ciudades limpiándolas de las mafias del caos y de la delincuencia, sabíamos que entonces debía haber algún tipo de ejército en marcha pero no sabíamos cuál era, la guerra debía ser una realidad lejos de nosotros pero eso no nos bastaba para estar en un refugio o sentirnos amparados por nosotros mismos, el mundo caído, cómo así lo llamábamos, había iniciado su desintegración por medio de una demolición controlada del sistema capitalista y poco a poco todos los países fueron sucumbiendo y cayendo en el caos y el descontrol, todos nosotros merecíamos una segunda oportunidad y no sabíamos por qué, sencillamente nos sentíamos siempre inocentes y a veces víctimas.
Aquel hombre que llegó en su vehículo a motor, el primero que habíamos visto en mucho tiempo, no nos dijo de dónde venía ni a dónde iba, se quedó con nosotros y comió un poco, estaba cansado y se quedó a pasar la noche, algo sí que nos dijo: que el mundo estaba en guerra y que lo que fue percibido cómo la caída de un asteroide podría haber sido un tipo de arma de destrucción masiva...¡No nos estaban diciendo la verdad! ¿Pero quiénes? ¿Si el mundo estaba sumido en el caos y sólo sobrevivíamos los más avezados en comunas, cómo era posible que siguiera habiendo un poder que lo controlara todo? ¿Y si todo hubiera sido programado? ¡Un exterminio de parte de la humanidad programada para que los supervivientes tuvieran fácil acceso a los recursos escasos existentes! Nos dolía la cabeza de pensarlo, aquel hombre sabía algo pero no quería sacarnos de nuestra inocencia...¿Por qué? ¡No lo sabemos!
Todos recordamos cómo empezó todo, los estados colapsando uno detrás de otro y después la guerra con Rusia, la ruptura del euro en medio y el regreso de los países a una nueva moneda, sólo sobrevivió la OTAN, la unión de Europa en lo militar, porque económicamente fracasó, se rompió el euro...después el colapso económico, el gran crash bursatil...¡La invasión de Europa por Rusia! y al final la gran explosión con la llegada del cometa...pero...¿Fue un cometa lo que explotó?

Todo el tiempo que pasamos antes de llegar a la situación de colapso total los ciudadanos de Europa fue de pérdida de derechos y poder adquisitivo, en siete años los sueldos bajaron más de un 40 por ciento en España y en otros muchos países de Europa, la austeridad hacía que los jóvenes no pudieran emanciparse de sus padres pues a penas tenían dinero ni para un mísero alquiler o para poder compartir piso, jóvenes con sueldos miserables eran los que prácticamente tenían acceso al trabajo ya que la horquilla entre 37 y 44 años ya no se contrataba, los jóvenes vivían de la pensión de su padres o de sus abuelos el que los tuviera pero las pensiones también iban a recortarse, en Madrid en el año 2014 había casi dos millones de pobres, las diferencias entre grupos sociales eran abismales y sin embargo con la crisis algunos, unos pocos, consiguieron hacerse ricos, ésto trajo de nuevo a Europa a partidos políticos populistas que prometían una Renta Básica para todos o duras leyes para los inmigrantes que quitaban el trabajo a los nacionales aunque en su día hicieran el que no querían hacer, las cosas habían cambiado y ya nadie despreciaba ningún trabajo por muy duro o mal pagado que fuera, eso hacía estar en ventaja al empresario o lo hiciera pero sucedía que al empresario los freían a impuestos para poder mantener el sistema caído, el resultado es que nadie era feliz o muy pocos lo eran: grandes pensionistas, especuladores de la bolsa, grandes ejecutivos trabajando para multinacionales...En definitiva no había ni un seis por ciento de personas que pudieran vivir realmente bien en Europa, para el resto sangre, sudor y lágrimas. Al final todo estalló: la economía colapsó, los estados europeos fueron todos poco a poco saliendo del euro y luego Rusia invadió Europa y comenzó la guerra, al final cuando el cometa se precipitó contra la Tierra muriendo un tercio de la humanidad comprendimos que todos estábamos condenados y que teníamos que empezar desde cero, pero...¿Realmente fue un cometa?

Fuentehttp://www.eleconomista.es/vivienda/noticias/6836293/07/15/Los-jovenes-deberian-dedicar-123-de-su-sueldo-integro-para-comprar-una-vivienda.html#.Kku8Ia7GY4ExLw7

No hay comentarios:

Publicar un comentario