Páginas vistas en total

miércoles, 13 de septiembre de 2017

POEMAS ESCRITOS EN EL AÑO 2017



LOS POEMAS 2017















SALTO A SÍ MISMO

Más o menos existe un vacío
cómo noche necia en la que aparecer
y en este apartamento
queda la soledad tomada
después del mundo del salto
a sí mismo.

El EXTRAÑO QUE HACE LAS COSAS

1

La aguja de la rueca
en roncos latidos
tiznados de vida
y las calles respiran
en esferas oscuras
que enlaza el relato
en la muerte y sus luces
en el año futuro.

2

Bajo un sueño circular
pruebas extrañas:
la inmensa muchedumbre y sus caminos.

3

Y otra voz en el blando desierto,
luego calles hostiles,
máquina de vivir,
y ha muerto un día
y lo llena la oscuridad
y atomiza el deseo.

NAZCO DE LA SANGRE

Es curioso pero llamas al amor, dijo,
más próspero que antaño el tiempo.
La soledad de la burbuja de aire
es cómo la calle en la que no tengo ropa
y sumerjo en la caída del fin de otros
especial contenido de brasas.
Lo que ha aparecido
es igual que siempre.
Jamás he visto nada
que semeje el espejismo que soy.
Hasta que yo me cante
hoy abriré un sentido consulta
al apaño de lo que vivo.
Siento el vacío
y su esperar.


AZUL BOLA DE CLORO


Especialmente los objetos vuelan
y es fundamental
la vida plástica de la pulpa,
el hombre que vive en España
y el temor de ser y darlo todo
con la mano en el envés de diestra
y la fiebre del ser
y del día abyecto que cobra su parecer,
lo que no tenga vientre,
y aquí aparece el circo de la nada
con su condón usado de terciopelo
y el gorronear del capado cansino
en su azul bola de cloro y sus pústulas.
desde dentro del armario veo todo ésto
y amalgamo la frontal casadera de muñeca de légamo
y el sempiterno vocear de la cáscara rancia
con sus ranas feroces que abroncan a la luna
y la tumultuosa grillada que fue una flor de un día
sin más espera que la costal diamante
y la pernoctada sitiada.




MEMORIA DEL DIOS VIVO

La memoria de Dios está representada por una avispa, ¿Qué son aquellas cosas que son siempre?
La luz es la luna que soy y antes de la luz, sombra.
No hay nada en el mundo sagrado desde mi lugar.
Ahora bebo los dos cariños del sol delicado.
Pero déjame alto en el mar del corazón. 

CALDEADOS PIGMENTOS

He caldeados los pigmentos de rumores difusos
y las ideas transportadoras pesan cómo el agua,
los maniquies de vídreo traen una flor de luto en su pasar
y el pescuezo de roca se endurece con la tibiez del día,
almizcle ciego de un eclipse pasado
con presunción de los patriarcas de la palabra, 
salgo afuera y un helado relente
me hace sentirme en tu recuerdo por la ranura de tus ojos
entonces veo las noticias
y pienso en progresar.

EL PODER QUE AHOGA

Ser de la manera que se es
en el espacio de las almas
para desertar del mundo todo
y recluirse en la estancia sin luz
donde el trabajo del alma es penar.

Hay cosas que son prohibidas y permanecen
pero el ser manifiesta una calma
cuando son entregados
sutiles, más sutiles,
los anillos del tiempo.

NO A MI PESAR

Mis males de época
abiertos sin ruido
caminan hacia un cuarto
y entre tablas y discos hacen su bienvenida
pero no a mi pesar.

DORADOS TÉRMINOS TE ALEJAN

Detrás de todo estás,
detrás de los abismos y el humo de colores
y detrás de lo que es complejo de entender.

Siente despacio,
así son las horas que se estilan,
así son los momentos que te llaman
y un alarde confuso que hace épica
en parte por la substantación
y en parte por la réplica sin nombre.

Dorados términos te alejan
y en el medio de todo te confunden,
otra ciudad a parte,
otra rutina,
otras aves.



sábado, 9 de septiembre de 2017

POEMAS ESCRITOS EN EL AÑO 2015



  
LOS POEMAS 2015


RUINAS

Éste es el mundo que me tocó vivir
antes que sucedieran las cosas.

CON UNA EXTRAÑA MÚSICA

Recuperé lo perdido
y lo creado se volvió materia
y el premio era ser yo
y di las gracias con un beso rotundo
a la mejilla de mi nueva vida.
Así he nacido en el convencimiento
y la renovación de mi música pudo ser flor de un día
pero todo lo que dije era para ser cantado
de una manera desafortunada.
Es bueno que todo se acumule
en años y en preferencias,
tonada lejos de la profesión,
ido y pérdida poco apreciable
y por decirlo así fue turbio y unánime
sin reparo lo dije mejor que yo
porque estaba abierto a todo y a todo dije lo que dejé
y lo que dejé fue mi voz interpretada por mi mismo
y así la vida se volvió luego una improvisación
y lo que hice en el tiempo
sin principio pretérito de la tradicción
en el dinamismo renovado.
Ciertamente ahora lo digo de otra manera:
soy la punta de lanza del qué sería
con una mente que quedaría inmovilizada
poco que ver con la manera de estar mi sensibilidad en el mundo,
una firme pérdida definitiva
sino cuántos más he sido más me he creado
y ahora soy todas loas voces y todos los versos
y soy el Todo Deseoso y El Que Produce
con una extraña música.


LO PELIGROSO CONOCIDO

Con el tiempo la adicción a los videojuegos,
lo que siempre sostuve y no era admiración
ahora me ataca y sigue
y el espesor es la característica
y todo aquello que no es especie ni es especial:
los cuartetos de cuerda,
los autobuses de Picadilli
los viejos que atraviesan en parque
y la mirada que atraviesa cómo un cuchillo
y la soledad
aquello que se vuelve peligroso
aunque sólo fuera un día.


CONOCIMIENTO

Hasta lo pasmoso
yo soy el ser que ahora se recuerda,
aquel que trajo monedas azules y amarillas
y fue genial en su cabeza.
Todo lo pienso cómo nada
porque lo que se obejta resuena en la voz que se novela
así hasta que nos refelje la crisis y lo que no se ve
pues nada marcha hacia adelante
y el desafio es la dificultad completa.
Yo que tanto ya he escrito
y que ahora no sé nada.
Yo que tanto ya he escrito
y que ya no sé quién soy ni lo que he sido:
una magnitud sin información,
una llama que arde y no se esconde,
todo lo que se sumerge en un anonimato y una sombra
hasta que mis palabras hablen de mi
nos desafían o se escondan.


MONUMENTAL

El problema del tiempo presente,
cuando yo también me pertenezco
y nada da igual y otros es el cambio y el camino,
los museos zoológicos se transparentan
y yo soy colonia de dominio y sometemiento
pero a la civilización que llegó trajo un Gran Imperio
y nada había de paradoja ni de desconocido
y así todo fue estructura y libertad
y mi discurso es ahora similar a la nada
y no tengo miedo ni pienso
porque ella trajo la civilización y el Gran Imperio
y yo era el experto dentro del cloroformo de los cuadros de mando
y nada se sentía atroz ni diferente
y así lo doliente permeanecía obtuso
y la lágrima del alcanfor
hacia el fin de semana
hacia el cuento moderno
de la Habana al cielo.
Yo conduje a las momias hasta al invernadero
y yo realicé la cúspide de la exaltación y la mística
y así ellos hicieron una muesca por escrito
hasta llegar a lo monumental.


LA CARTA NEGRA

La carta escrita en tinta negra sube y baja y habla
y dice y piensa y lleva las manos al corazón
y las enseñas que bienvenidas informaban
hacen la isla relatada por el padre
y la muerte y el hielo invisible y el retrato
y todo se detiene hasta las casas
donde sosegados se retiraban los contratados
con buenos hombres ambientados y Terri reciénsalido
y así la ciudad doble se vuelve irrepetible
y la crística es deseo de saber y pregunta,
hasta los medios de aquellos acuciados por el hambre
y los que se preguntan con ésta frase:
minar un inocente a la superficie que previve
más de medio siglo de niñez precipitada
hasta mi padre del otro lado de la muerte
y mi ser del lado de ésta, sin la duda afrontada
que no era lo irrenunciable ni era lo distinto
para que los años pasen en la mente
y la familia despejada en el instante exacto
y así mantuve lo que viví y sentía
porque ella, la carta, en el minuto último
nació rota.


EN ÉSTE Y EN TODOS LOS PAÍSES

Uso de los instintos sobran
y la galanía es fruta del fondo
 y hacia la entrada del recoveco distingo ínfulas
contra la vanidad del orgullo y su peso gris
siempre que el medio sea el indicado
y el cansancio escancie los cuerpos salteados
hasta la presurosa diatriba fundamental
y la vida en lucha contra el hartazgo, el silencio y el miedo
en éste y en todos los países
con sus monedas rojas y sus puñales huérfanos
y su cariado sistema impoluto de heces
entregado a las calvas de la guerra futura
en lo que todo habrá de terminar.


POEMAS ESCRITOS EN EL AÑO 2014





LOS POEMAS 2014

LA MADRUGADA EN LA QUE TODOS NOS VOLVEMOS

Los sonidos en código retumban hacia el Sur
y tenemos carreteras que son helechos sin forma ni vientres
pero debajo de la dicotomía engalanadas nuestras manos representan
una fábula llena de saltibajos y pesos densos
en medio de las armas buenas y de los precios congelados
y viene el gel con el chaleco de punta contado
y despista las formas del no heridas y solicitas
pero los ignorados cansan sus sombras cabalgadas
y temorosos ojos aguantan el tedio sin color
así hasta la fuente que trajeran
y viejas fotos lindas de centralitas y mesillas
dejadas por mor de un día así que hacía bueno.
Confieso que coleccionaba coches entonces si
y Seimur era bueno y pelota
desde aquello todos hemos sido algarabía con sifón
y tela naranja con aceitunas y cucharas.
Ahora todo ha cambiado
y tenemos el permitido silente del acogotar
y el frescucho serrín de sopa mala
y así la ayuda de las enfermeras son mágicas ondas
y fertilizantes primaveras de sonrisas de casa para el son.
Dime ahora si has tenido cara en la moneda
o si sólo has tenido cabezas a tu lado,
no sólo desde Palestina y el solamente
sino desde Cubizú u Farternín con cola
porque yo he sido la gaviota del cromo con los ojos dolidos
y el puro que se apaga en la boca de Cesar.
Todo eso he sido yo desde la barca de la pamema
en donde saltan los cuchillos con vasos y codicias
para no ser saltados ni extrañantes, así es el frío
que viene ahora como la garra del diapasón
hasta la extrema de la cumbia y el garrafillo.
Yo entiendo las marcas que has dejado
y las que marco yo por ti en mi plano salón
donde la suerte es el diamante romo
que desayuno con bombón crema y queso azul
hasta la madrugada
esa en la que todos nos volvemos.


El Ser Superior

En mi hartazgo hay un hueso
cuyo uso se dobla
y tengo un dado que lanzó al espejo
y me resulta cómodo mi destilar
así hasta que procedo y encuentro
en la Mente de Todo donde también poeseo
en los caminos mudos del devenir-saturación
y la primera visión en color es del todo veleta
y dentro de ella habéis vivido cómo pobladores de espantajos
siendo yo el Reino y siendo yo la Divisa de la Luz
no eráis más que seres de paja en mi camino
pero he terminado al mediodía de la destrucción
con un suelo imbatible desde la Gracia
y el volumen ha sido tierno, farsa y conjuro
desde la soledad y el cristal,
desde la playa y el edificio
y desde los bares en el campo,
ofidios y bestias.



VIDAS GASTADAS

En los días en que llegó la luz a los establos
Y creció el velo en las mamposterías
Flores de cáñamo hicieron telas en sus cobijos
Y a la Luz se la llamó Unión
Y tuvo simples botarates que encanallaban con sus picos
Y la flor era de beber a solas.
La flor de cáñamo tejió su tela entre los entresijos
Cada paso de lobo, cada diadema de gloria y cada usurpación de los sentidos,
Carmín y voz, luto y sandalias.
Corazones palancas, ropa para el domingo
Despertadores a las siete, cables de luz
Y tu cuerpo ágil cómo una pantera niña
Y luego el trabajo de llegar y el descanso de reír
Culpas y rutinas.
Y en eso es todo vivían ellos.
Ellos vivían en el eso es todo
Y tenían que preguntarse sus no preguntas
Los ensortijados contra los confusos
Y los brotes tiernos del cariñoso Pisco
Con el broche de sífilis en los techos del auto.
Perdedores engañados y timados contentos,
La marca del sediciento,
Los niños en sus cuadrículas con sus cuerpos ridículos
Y los pantones sobre los crematorios
Causas de un día
Sombreritos de cacas
Y los vasos al asalto de todo,
Vidas gastadas.

444

La angostura de lo imponente
en su lecho de plástico
y los Dardanelos del sueño
en el que una flor es un cuchillo,
ataviado con el ceñudo gesto conmovedor
camino sobre mis pisadas a la indolencia,
el silencio del claustro, la sonrisa de un niño
el vacío hueco del estupor.
Una jornada para el estudio
otra para la cara de un sapo,
una canción baila entre ellas
y con los ojos somurmujos se asemejan
a aquellos que lanceaban a sus amantes,
en todo ello ni la ebriedad bastaba
para la jerga de la jerigonza
y sus pasos dañinos,
son el remedo otro de sus sombras.

777
Las almas de los vivos escriben a través de mi,
en mi ausencia la candela de voces hace algoritmos trinos
y su cadencia me lleva hasta las tierras de Indochina y Saigón
en medio tengo la parafernalia del verso oscuro con el puño roto
y la tremenda llaga de la estulticia supurando mundez
hasta que se abren los ojos al sueño y llegan los estelados
con su corazón de cenizas envueltos en grasa animal,
así hacen la vida los plenos y los silentes
con su cofradía amalgamada de saturación,
hasta la vida no,
hasta los lechos del perjurio.


LA PASIÓN TRISTE

Yo entono aquello que hay debajo de la triste mirada
bajo la pesada losa del universo esclavizador
y allí donde no hay ruidos ni se frotan las telas,
los cables que nos anudan a la sinrazón reverberan en el eco de sauces
pero de todo ello mi dominio es impuro
soy esa gracia absorta del mirar que no obra
y la pala que no se llena de la tierra labrada.
Quizás el espejismo ha sido pasadizo
y las luces se apagan conforme avanza el caminar,
sin luminarias en el trayecto la cansada forma que se posa en mi
no alberga un nudo de esperanza ni contiene calor
sólo es un estertor y un gruñido envanecido
donde ya no hay medios contra el temor
 y lo aburrido se descalza
para desembarazarse de mi legado.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

POEMAS QUE ESCRIBÍ CUANDO TUVE VEINTE AÑOS

1

Desde que no te tengo abrazo sombras de silencio
y mi cerebro baila sin sentido,
siento en mi pecho culebras y lagartos
y en mis manos, nieve.
Una tenaza al cuello y a la espalda,
silencio sobre las tibias azucenas.

Puedo dejar de amarte y no sentir,
hundirme en la mar y no sentir,
arañarme la cara y no sentir,
envenenar mi cuerpo y no sentir.

Y si aún no consguiera dejar de amarte
volvería a vivir de nuevo lo vivido
para vivir de nuevo la esperanza.

Puedo parar un reloj pero no puedo detener el tiempo.

2

Estás hecha de nubes de tormenta
de las criptas vacías de los pájaros
de temblor en tierra húmeda y revuelta
y del negro eternizado por el rojo.

Sobre tu templo sagrado y misterioso
bebo la sangre de tu atardecer,
mujer del otro lado del otoño
y fría soledad.

He visto charcos secos en las esquinas de tu alma
y una lluvia muy sucia que quiebra los sentidos,
hay una bruma triste penetrando
nuestras dos siluetas clavadas en el tiempo.
Somos sombras chinescas proyectadas
en un sólido vacío que no existe.

3

Los ojos cierran ventanas,
el cuerpo quiere abrirse cómo el agua,
o cómo la voz del agua entre las piedras.
Atrás toda la vida y la esperanza
empuja a la ablupción.
El baño nuevo
es cómo el cuerpo de una mujer.
El cuerpo de una mujer
es cómo una habitación vacía