Páginas vistas en total

domingo, 14 de agosto de 2016

RECUERDOS, USTED ME ESTÁ HABLANDO DE RECUERDOS...

El momento que llega tiene iniciales de otra parte y un poco más,  el panorama de la destrucción puede ser y mientras tanto nosotros somos los insectos. Vivir para cambiar sanamente o vivir para estar o vivir para pensar sin accidentes en el espectáculo de la lucidez y todo lo que al final estará en tu mirada, luego meriendas y se te olvida mientras te buscas un libro para disfrutar. Que lo que pasa tenga un sentido puede ser cierto o no y siempre depende de lo que busques y que lo que creas te haga más fuerte puede ser cierto o no y depende también de lo que creas. Callarse tiene un valor y ese valor está ahí y es un rompecabezas con el que poder divertirte cuando a lo mejor tampoco quieres pensar en ello por eso se hace necesario un centro y la capacidad para poder centrarse en él, un centro en tu vida que te lime asperezas, te alivie y te baste y ésto es así porque no puede ser de otra,manera pero tampoco importa y a veces da igual. Los recuerdos son del bar Sala en el que bebías cerveza y combinados y los recuerdos son de una tarde que lo pasaste bien mientras alguno quizás cantaba mirándose en el reflejo del servilletero. El bar Sala que antes tenía como dueño al padre de un amigo tuyo. Pasaste buenos ratos allí y te gustaba la calle donde estaba ubicado y todo te trae recuerdos y de alguna manera es así, instantes de felicidad con los amigos de instituto o del primer año de facultad en ese bar, siempre cuando la vida era más fácil. Luego recuerdas un pueblo del sur de España engalanado para las fiestas y hay mensajes que puedes leer colgando de los techos y eso te llama la atención y te divierte y así pasas un buen rato.Vivir ya sin pasión y subyugado y pobre y pensar en un posible fin del mundo cómo todo horizonte posible es en verdad un poco deprimente. Vivir sin esperanzas ni anhelos ni causas y vivir por inercia y estar un poco por tener que estar y saber que hay circunstancias que pueden atravesar una pared a través de los sonidos y de todo lo que se vive pero que nadie puede entenderlo y sin embargo muchos aciertan a saberlo pero nunca es suficiente. De todas formas qué más da, todo está incluso en todo para que luego ese todo de igual y al final lo que sucede, que no lo que pasa, es que da igual todo porque todo es igual. Pero sabes que no siempre ha sido así y eso te hace daño. Te involucras en un sistema de cosas perjudiciales y eso es así porque existen pero otros no pueden verlas y para otros es una experiencia que quedó atrás.En aquellos días comprobé que era la tercera vez en mi vida que me iba de excursión al Curavacas y eso me trajo muchos recuerdos y fue una experiencia importante para mi, bajé del autobús y caminé por unos prados en los que había estado hace veinte años y todo seguía igual. Lo pasé bien. Luego vivir más intensamente y aprender cosas nuevas y en cierta medida ser feliz. Cambia el tiempo y en los días grises de lluvia beber cerveza de importación por los bares irlandeses y recordar otros tiempos mejores con más energía y actividad y estar de buen humor y caminar mucho por las calles. Entrar y salir de los bares y entrar y salir de extraños estados de conciencia que me permitían ser mejor, ser más creativo, pensar con más lucidez y así pasan los días, los meses y los años. Un hombre bajo la lluvia de un cielo nublado entre aceras negras y el tráfico de los automóviles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario