Páginas vistas en total

domingo, 2 de abril de 2017

LOS POEMAS DE ENTRETIEMPO

SIEMPRE OLVIDO


Suciedad deidad de la idea,
Suciedad de la mente,
Suciedad de viejas polillas,
en los cerebros eternizados.
Suciedad de la viejas bujías 
que encienden la candela del amor. 
Llegar al mediodía sin un pasado
Y comiendo un pan ácimo y gris.
Suciedad de las viejas formas
y las viejas calendas
En la conjunción Neptuno Urano
ambas en Piscis
y luego progresar.
(el sabor de la cerveza muy de mañana)



Siempre olvido algo
parcelando los ínfimos caminos del lodo.
Es objeto de estar vivo.
Siempre olvido.
Nunca hay un revólver de mala fe
ni hay una fecha sin nombre.
Siempre olvido..
Cansan discos, que no he vuelto a escuchar.
Cansan libros, que no he vuelto a leer.
Todo se sumerge en nada y perece
hasta el día del regalo que soy yo.
Siempre olvido
y una mueca educada limpia el rencor.



VEO LAS CADENAS DE VOSOTROS

Ajustada cadena,
vientres en paz,
serenos limbos,
y hasta aquí viene viviendo el desperezado
siendo otra vez
en su mano una rama de fresno,
acaricia la aurora
en las casillas marcadas a lápiz
con el metal de los coches difuntos
y así hasta respirar
la conciencia de la tarde
y su mirada aviesa que cambia
y supura a su modo
desde el lugar del ser
donde ya nada cambia. 

La naturaleza ha muerto
La mitad de la habitación puede fallar,
En el mostrador compactas.
Mira el ser que es el ser sin tiempo
entre bocas calladas.
Todo es simple.
En el mejor cuidado.
Para llegar a todo el todo basta.
Y lo que dices se llama.


Veo las cadenas de vosotros, 
Cadenas sin número. 
En la forma de un ojo. 
Que pasa por lo invisible.
Veo las cadenas de vosotros.
Hasta allá dónde ya ya no estáis. 
Y los ocultos os están mirando.
Trazando una estrategia.
Veo las cadenas de vosotros.
Esclavos sois del infinito.



Los días lluviosos de la Semana Santa, yo eso lo recuerdo. Salir de vacaciones hacia un pueblo del sur de España y no encontrar buen tiempo, simplemente tampoco encontrar mal tiempo. Unos días con mucha luz y agua y algo de lluvia. Pero no se estaba mal. Simplemente no era tiempo de playa pero tampoco hacía mal tiempo. Entonces con un jersey o una chaquetilla salías a beber por la urbanización o te comprabas un litro de cerveza en el supermercado y luego te ibas a dar un paseo por la playa, con la arena mojada por la lluvia, y mirabas el mar. No era tiempo de playa pero se estaba bien en la playa, vestido, con un jersey o una chaquetilla y los vaqueros largos Levis negros o azules pero en aquel tiempo negros por la moda, entonces el jersey era blanco o azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario